Deja de perder el tiempo y no caigas en la trampa de quiénes quieren robártelo

Deja de perder el tiempo: Sin sacrificio no hay beneficio, y preparar una oposición requiere muchos. Seguro que a lo largo de tu jornada de estudio, hay cosas que vas retrasando y al final del día no has hecho.

Por eso hoy, vamos a repasar contigo cuáles son algunos de los principales ladrones de tiempo que pueden retrasarte y hacer que te despistes:

  1. Internet y las Redes Sociales: seamos sinceros, ¿quién no le ha echado alguna vez un vistazo a Facebook mientras trabaja o estudia? Hacerlo de una manera recurrente, puede desconcentrarte. Por eso, para solucionar esto, te recomendamos que aprendas a utilizar bien internet y que tengas cuidado con la navegación inconsciente. ¿De verdad que es útil durante tus horas de estudio que cotillees las stories de Instagram? Se ordenado y verás como rindes mucho mejor. No nos olvidamos tampoco de mencionar al correo electrónico: nos roban más tiempo del que pensamos a causa de las notificaciones que nos llegan todo el tiempo a los teléfonos móviles o en nuestro ordenador. Planifícate un buen momento para revisarlos y atiende sólo aquellos que consideres importantes.
  2. El móvil: Piensa detenidamente: gracias a Whatsapp, ¿cuántas son las conversaciones sin sentido e intrascendentes que tienes? Muchas veces contestamos instintivamente a todas las llamadas que recibimos y no tiene sentido que contestes a todo. Lo mejor para no desconcentrarte es que lo apagues y ya responderás a esas llamadas o whatsapp cuando puedas.
  3. Interrupciones: ¿Cuántas veces has estado estudiando y alguien ha ido a pedirte cualquier cosa? Ahí es cuándo dices adiós a la concentración. Por eso, deberías buscarte un sitio que esté libre de cualquier cosa que pueda distraerte.
  4. No eres multitarea: solemos tender a creer que podemos hacer varias cosas a la vez y esto no es así. Es mejor que hagas sólo una y bien que muchas y mal. Primero haz una cosa y luego otra. No pierdas esfuerzos desconcentrándote y volviéndote a concentrar con las tareas a realizar.
  5. Dejar las cosas para mañana: no aplaces la materia a estudiar. Si te has planificado y tienes apuntado lo que debes hacer cada día, cúmplelo. Si luego acabas con un montón de cosas por hacer lo más probable es que lo vayas aplazando y nunca lo realices.
  6. Gestiona bien tus emociones: cuando tengas que estudiar, hazlo. Solo estáis los temas y tú. Las preocupaciones y sentimientos como amor, odio, miedo o ansiedad, por ejemplo, no te ayudarán en nada y encima quitarán valor a tus horas de estudio.

¿Hay algún ladrón más de tiempo que deberíamos haber añadido a nuestra lista y no lo hemos hecho? ¡Nos gustaría que nos contases cuál es y como lo combates! Y ya has podido ver una vez más que la organización y la disciplina son dos de los elementos claves para afrontar con éxito el estudio de las oposiciones.

COMPARTE EN TUS REDES...
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email